Published On: Tue, Sep 19th, 2017

Remedios caseros para tratar la fascitis desde la comodidad de nuestro hogar

La fascitis plantar es una enfermedad que afecta a una gran cantidad de personas, la misma se caracteriza por un fuerte dolor en la planta de los pies alrededor del talón, esta situación impide el buen desempeño de las actividades en la persona que la padece.

Esta situación suele aparecer cuando la fascia plantar sufre desgarre lo cual ocurre cuando permanecemos demasiado tiempo de pies, por el uso excesivo de tacones, o quizás por alguna lesión, mientras practicamos algún deporte o ejercicio.

Para el tratamiento de esta enfermedad los doctores suelen aplicar diversos analgésicos para reducir el dolor y la inflamación, no obstante a esto, existen diversos tratamientos caseros que podemos utilizar para calmar esta afección en nuestro cuerpo. A continuación mostrare algunos que pueden ser de gran ayuda.

Remedios naturales para tratar la fascitis desde la comodidad de nuestro hogar

Sal de epsom

Para este tratamiento solo necesitaras verter dos cucharaditas de esta sal en un recipiente que contenga agua caliente, luego de que la sal se haya diluido debemos sumergir los pies en el agua durante unos 15 minutos, Pasado el tiempo se retiran los pies del agua y lo secamos delicadamente con una toallita suave, luego se aplica un poco de crema humectante a la vez que se dan suaves masajes. Si sientes que los pies quedaron muy resecos le puedes aplicar un poco de aceite para luego masajearlo.

Puedes repetir este tratamiento cada vez que sientas molestias en los pies, solo que no se deben exceder a mas de una aplicación por día. Si sigues la recomendación al pie de la letra esta situación ya no será un problema.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio contiene propiedades que ayudan a tratar el exceso de calcio que se encuentra en el talón, además de reducir considerablemente la inflamación y el dolor. Para preparar este tratamiento solo debes verter en un recipiente media cucharada de bicarbonato y agregarle un poquito de agua para hacer una pasta ligera.

Se debe aplicar esta pasta en la parte afectada añadiéndole una cinta o gasa para que se sujete bien sin hacer demasiada presión en el talón. Puedes repetirlo dos veces al día si así lo deseas, veras como en poco tiempo el dolor y la inflamación irán disminuyendo.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies