Published On: Mon, Sep 4th, 2017

Jugo de Cúrcuma para reparar tus riñones e hígado.

La cúrcuma o polvo de oro como se conoce en muchos países asiáticos, es una noble plantita muy poderosa y medicinal, Con ella se tratan muchas enfermedades, entre ellas los huesos y articulaciones por poseer propiedades antiinflamatorias.

Esta planta es tan poderosa que ayuda a evitar que se produzcan metástasis en muchos cánceres diferentes. De acuerdo con investigaciones recientes la cúrcuma es un desintoxicante de natural del hígado y los riñones. Esta investigación llego a la conclusión, que el componente principal de la cúrcuma, llamada curcumina retrasa los daños que se pueden producir en el hígado, los daños que evita son los que pueden conducir a una cirrosis. En cuanto a los riñones, casi todos los problemas de riñones son causados por inflamaciones y la cúrcuma con su efecto antiinflamatorio se encarga de ellos, sin producir efectos secundarios

Esta excelente especia también acelera el metabolismo ayudando a controlar el peso. Además de que previene y alivia las condiciones de depresión, psoriasis, piel dañada, la artritis y muchas más. Estas son solo algunas de las razones por la que debes incluir cúrcuma en la dieta diaria. Y para que no tengas excusa para no usarla te traemos un delicioso y reparador jugo de cúrcuma, diseñado para todo aquel que lo quiera usar de manera ferviente, además de regenera tu hígado y riñones. Esta recta se ha utilizado desde los tiempos antiguos y lo mejor de todo es que no tiene efectos secundarios.

Jugo de cúrcuma para problemas de hígado y riñones:

Ingredientes:  5-7 pulgadas (12-17 cms) de raíz de cúrcuma fresca, 5-7 gramos de tamarindo o mango, 2 limones, Miel de abeja pura al gusto y Agua.

Utensilio:  Licuadora, Colador y un Frasco de vidrio con tapa

Preparación y uso: Lo primero que debes hacer es pelar la cúrcuma y Quita las cáscaras al tamarindo. Asegúrate de quitar todas las raíces internas, también. Sólo vamos a utilizar el fruto interno. Llena una olla grande con agua, poner la cúrcuma pelada y dejar hervir durante al menos 20 minutos hasta que el agua se convierta en un rico y vibrante color caléndula.

Mientras el agua con la cúrcuma está hirviendo, consigue un recipiente y vierte 2 cms de agua en el mismo, echa el tamarindo pelado. Mueve el fruto con un utensilio de madera, para que se mezcle con el agua y pueda fundirse y suavizarse la textura.

Las semillas comenzarán a verse cuando ya consiguió el punto que estamos buscando en el tamarindo en agua. Cuando la textura se ve suave, apagar el fuego y dejar que se enfríe.

Ya listo los dos recipientes con el tamarindo y la cúrcuma, verter en la licuadora y licuar ambas cosas y pasarlo por el colador para retirar los excesos de raíces y demás grumitos que puedan aparecer. Luego de este proceso la licuado y colado, exprime los limones.

Vacía tu jugo delicioso en un frasco de conservas. Agregar la miel al gusto, cerrar con la tapa muy bien y agitar hasta mezclar. Conservar en la nevera hasta 3-4 días y beber todos los días!

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies